JooMix
esarzh-TWenfrdeiwitjaptru

Muere un bebé de 7 meses porque sus padres le aplicaron una dieta sin gluten DESTACADO

 

Los progenitores del menor le auto diagnosticaron  que era intolerante al gluten y alérgico a la lactosa.

Ayer se celebró en Beveren, Bélgica, el juicio contra los padres de un bebé de 7 meses que perdió la vida por desnutrición con tan solo 4 kg de peso, la mitad de lo que recomiendan los médicos a esa edad. Los progenitores de Lucas eran dueños de una tienda de alimentos naturales en esa ciudad y decidieron aplicar a su hijo una dieta alternativa basada en la leche de quinoa, ya que le auto diagnosticaron intolerancia al gluten y alergia a la lactosa.

Días antes de morir, el bebé se quejaba de hambre pero sus progenitores en ningún momento se plantearon llevarlo al médico, que una vez hecha la autopsia, determinó que el estómago de Lucas estaba totalmente vacío.

En el juicio de ayer, los fiscales les acusaron de la muerte de su hijo por dar la comida equivocada y administrarle su propia dieta. El fiscal defendió que “los padres determinaron su propio diagnostico También señaló a los padres del menor fallecido por llevarlo a un médico homeopático al otro lado del país cuando Lucas estaba muriéndose de hambre, en lugar de ir al hospital más cercano.

Peter S., padre de Lucas, alegó el desconocimiento de que su bebé estuviese enfermo: “Nunca fuimos con Lucas a un médico porque nunca notamos nada inusual”. La madre, Sandrina V, llorando, afirmó que el bebé “a veces ganaba un poco de peso, a veces perdía un poco. Nunca deseamos la muerte de nuestro hijo”.

El abogado defensor, Karine Van Meirvenne, alegó que sus clientes pensaban que el menor tenía un problema alimenticio y que por ese motivo le dieron leche de avena, de arroz, de alforfón, de sémola y quinoa, es decir todos los alimentos de su comercio.

Según la gastroenteróloga infantil Elisabeth De Greef, del Hospital Universitario de Bruselas, la alimentación de leche de quinoa y otros alimentos de este tipo para los niños de esa edad son absolutamente insuficientes.

 “No contiene las proteínas necesarias, minerales y vitaminas que necesitan los bebés. No se ajustan a los lactantes y, por lo tanto, no son adecuados” afirmaba en la vista oral al juicio.

 Recordemos que la OMS recomienda la lactancia exclusivamente materna durante los primeros seis meses de vida y luego alimentos sólidos a modo de complemento de la lactancia materna durante dos años o más.

Un juicio que está en curso y donde habrá que esperar hasta el 14 de junio para conocer la resolución final.

 

Fuente: La Vanguardia.